business catalog article new catalog business opportunities finance catalog deposites money catalog making art loan catalog deposits making catalog your home good income catalog outcome issue medicine catalog drugs market catalog money trends self catalog roof repairing market catalog online secure catalog skin tools wedding catalog jewellery newspaper catalog for magazine geo catalog places business catalog design Car catalog and Jips production catalog business ladies catalog cosmetics sector sport catalog and fat burn vat catalog insurance price fitness catalog catalog furniture catalog at home which catalog insurance firms new catalog devoloping technology healthy catalog nutrition dress catalog up company catalog income insurance catalog and life dream catalog home create catalog new business individual catalog loan form cooking catalog ingredients which catalog firms is good choosing catalog most efficient business comment catalog on goods technology catalog business secret catalog of business company catalog redirects credits catalog in business guide catalog for business cheap catalog insurance tips selling catalog abroad protein catalog diets improve catalog your home security catalog importance

Mayo 2006 Archives

Ránking de locas

| No Comments

En los últimos años, la condición de homosexual parece una ídem sine qua non para presentar un programa de televisión. Como lo es para ser tenista (que no tenisto) profesional.

Tal vez sea porque poseen cierta complicidad y una manifiesta afinidad con el público femenino (audiencia mayoritaria, no nos engañemos, de los programas que presentan). O tal vez porque hacen gala de una gracia y un desparpajo carentes totalmente en el prototipo de macho ibérico. O quizá, sin darle más vueltas, porque lo gay está de moda.

Especialmente clamoroso es el caso de Telecinco. Todavía guardamos frescos los recuerdos de sus inicios, orientados a atraer a una estupefacta y necesitada audiencia masculina. Difícil será olvidar, para bien o para mal, aquellas ilustres Mamachicho, cuyo disco duro sólo albergaba memoria para una triste canción, o aquellas veladas de nuestro añorado "Pressing Catch", que tanto disfrutábamos a pesar de ser conscientes de estar tragándonos un sublime fraude.

Muy pronto las cosas cambiaron. Nos adentramos en la era de lo políticamente correcto y las asociaciones feministas no podían tolerar que Chicho siguiera tocando. Pero en lugar de trasladarnos a un punto justo en el centro del eje del sexismo, fuimos más allá y aparecieron cual invocación los hombres-objeto. A pesar de todo, la situación estaba más o menos equilibrada hasta la irrupción de aquellos que proclamaban con jactancia y jolgorio su ramalazo. Entonces, gracias a una mezcla de morbo por aquello que es tabú y de una tolerancia maquillada como progre, muchos salieron del armario.

Maricas hay de muchos tipos. Hasta el punto de que todavía quedan algunos dentro del armario, aunque parezca mentira. Centrándonos en los periodistas-actores-vedettes que lucen su palmito en la caja tonta, podríamos establecer cinco categorías:

5. La loca "apuntodedesmelenarse".

Le falta poquito para airear a los cuatro vientos su homosexualidad. Sus gestos y su atuendo lo delatan, pero todavía no se atreve a dar el salto fuera del armario y se mantiene en programas serios, aunque se ocupen de temas tan frívolos como la información meteorológica.

4. La loca "reciénsalidadelhorno".

Ya ha superado el primer trámite, ha dejado de presentar programas pretendidamente serios y trabaja de lo que le gusta: marujear, cotillear y comportarse como una auténtica verdulera.

3. La loca "metrosexual".

La categoría más admirada por las resignadas mujeres, mantiene el tipo a la hora de contener su innata expresividad femenina, aunque en ocasiones no puede evitar manifestar su condición, para frustrar todavía más a sus seguidoras.

2. La loca "genuina".

De una inteligencia y simpatía aceptables, es demasiado evidente que disfruta más hablando de Rociíto y Belén Esteban que de Ronaldinho y Fernando Alonso. También se empeña en recordarnos su condición de loca desorejada continuamente. Eso sí, rara vez recurre al trasvestismo.

1. La loca "reivindicativa".

Travesti cuando le apetece y exhibicionista casi siempre, su indudable inteligencia ha optado por cambiar su dignidad por unos cuantos euros. Ha llevado su ostentación de lo gay hasta el paroxismo. Aunque tal demostración no le ha privado de magrear miembras del sexo opuesto, escudado en sus tendencias presumiblemente fuera de toda duda.

La Cultura según Antena3

| No Comments

Son las 20:34. Hace un minuto ha dado comienzo el espacio concurso "Pasapalabra" en Antena3. En las promociones del mismo en la propia cadena y en la prensa se anuncia su comienzo a las 20:15. "Sólo" 19 minutos de "lag" para un programa que apenas dura 25 (corte publicitario incluido). Lo peor no es la mentira ni el engaño; lo peor es mentir sobre algo flagrante y objetivamente demostrable. Si no fuera porque es obvio que su único criterio es el comercial, a costa de desinformar y desorientar al paciente telespectador, diría que son unos sublimes tarugos. Pero no, son muy, muy listos.

Como lo demuestran sus informativos. Más que informar de lo que pasa en España y en el mundo, se dedican a promocionar ferias, exposiciones y espectáculos teatrales. Los estrenos cinematográficos de los viernes entran dentro de la categoría de noticia? Y no se conforman con hacer mención una única vez. Los niños de Sri Lanka dando brincos y aporreando cubos de hojalata en el teatro más lúgubre de Madrid son dignos de aparecer en titulares, en un avance en medio del programa y ocupar su espacio correspondiente en la sección ¿cultural?. Por no mencionar el avance del intermedio de Los Simpson.

Porque aquí es donde yo quería llegar. Ayer ofrecieron un amplio reportaje sobre el espectáculo "Kami-nari" de Yamato en el Teatro Albéniz. Muy interesante, si no fuera porque lo presentan como una primicia cuando hace unas semanas que dejaron Barcelona. Y entonces lo mencionaron? Si me interesara el espectáculo y me tuviera que fiar de la información que me brinda Antena3, tendría que desplazarme un porrón de kilómetros para verlo cuando la Ciudad Condal me queda más cerquita. Es un ejemplo más. Con el musical "Fama", lo mismo, lo presentaron como un gran acontecimiento, cuando hacía dos años que había sido un éxito rotundo en Barcelona.

Lo mismo pasa con las ferias y exposiciones. Madrid es una ciudad espléndida y con una oferta cultural abrumadora, pero les aconsejaría a los señores de Antena3 que se dieran una vuelta por el resto del Estado, que abandonen ese centralismo absurdo que no hace otra cosa que inducirles a ofrecer información caducada. O es que en otras ciudades los promotores teatrales no pagan por salir en los informativos?